miércoles, 28 de septiembre de 2011

Cuando lo surrealista se convierte en rutina.

Después de 52 años ya se pueden comprar vehículos NUEVOS en Cuba. Si, por si no lo sabia los cubanos tenían prohibido hacerlo, de ahí el vetusto parque móvil en la isla donde es normal tropezarse con un “almendrón”  (vehículo antiguo) de antes de 1959, año fatídico en la sociedad cubana.
Es tal el surrealismo en mi país que ya es algo normal y ante una disposición que elimina otra aun mas absurda algunos incluso respirarán aliviados:
“¿Viste? Fidel ahora nos deja comprar carros nuevos. ¡Que bueno es chico!”.
No obstante la noticia surrealista también guarda una estafa, solo podrán comprar vehículos nuevos los cubanos que cobren su salario en CUC, ósea, prácticamente nadie, pero ahí no queda la cosa, necesitaran autorización del estado.
Es decir, si tenemos en cuenta de donde venimos, a donde vamos es al mismo sitio, un circulo.
Aun así habrá casos en que podrán-o mejor dicho- que reunirán los requisitos para poder comprarse un flamante carro nuevo, obviamente todos sabemos de donde saldrá el dinero para comprarse un Fiat Panda de mas 20.000 dólares (en el exterior no llega a los 6000 dólares). Un cubano en la diáspora se romperá el lomo, en dos o tres trabajos para enviar ese dinero a su familia en Cuba y así seguiremos alimentando el monstruo de 8, 10 o 16 cabezas en que se ha convertido el clan Castro.
Y si piensa en saltarse la cadena alimenticia del estado para adquirir un vehículo nuevo importándolo directamente desde el exterior olvídese, visite la pagina web de la Aduana de Cuba y vera que la prohibición sigue en pie, incluso para piezas.
Por eso desde este humilde e irregular blog hago un llamado:
¡ABAJO EL BLOQUEO SI! …EL DE LOS CASTRO A LOS CUBANOS.

POR: Un cubano en Canarias

No hay comentarios:

Publicar un comentario