martes, 22 de noviembre de 2011


“CUANDO UNO VE EL FRUTO DE LO QUE COMIENZA, ES CUANDO VERDADERAMENTE SIENTE PAZ Y ESPERANZAS”.
Nunca perdí la fe, pero siempre pensé lo peor. Cuando supe de que la esposa de Tony la habían dejado “presa” en Cuba, lo primero que me pasó por la mente fué: “Se la quieren desquitar con ella” o tal vez “quieren que Tony sienta miedo para poderlo silenciar”.
Hace ya mucho tiempo, diría que años, trabajé con Tony en Cuba… y nunca más tuvimos contacto, pero esa noticia, me hizo nuevamente acercarme a él, y más aún, cuando logré contactarlo (para darle ánimos, fuerzas y sobre todo, mi incondicional apoyo), por teléfono, su voz desgarradora, viniendo de un hombre sumamente fuerte, me destrozó, estaba sufriendo de verdad y pedía desconsoladamente que lo ayudara. No faltó muchos días, cuando en la televisión entrevistaron a  sus hijos.. eso bastó para emprender una lucha contínua, con rabia, unida al dolor de él y su familia.
Hice todo lo que pude y MAS…y les digo algo, no fué nada difícil, es solo cuestión de sensibilizarse con el dolor de los nuestros y apoyarlos, una vez más queda demostrado, que “En la unión está la fuerza”, a pesar de que hubo muchos que le dieron la espalda, (que hoy seguro también están felices),fuímos MUCHOS, lo que lo apoyaron .
Cubanos todos hermanos, todavía quedan familias como las de Tony en Cuba, separadas por esa miserable tiranía, presos politicos  injustamente anclados en esas tenebrosas cárceles, y familias sufriendo y desangrándose de dolor por dentro. Debemos como buen cubano que somos, Ayudarlos,  somos nosotros , los que tenemos las manos sueltas, la voz libre y el poder para hacerlo.
Aimara  Pérez

No hay comentarios:

Publicar un comentario