domingo, 5 de febrero de 2012

"A mi viejo Alfredo"


Hay veces que con solo mirar una foto, te brotan esas ganas de escribirle a la persona que ves en ella.

Y este es el caso de mi "viejo Alfredo". una persona tan valiente, que no alcanzo en palabras para poder describirlo.

Alfredo Guilleuma Rodríguez tiene 83 años y vive en Calzada 456, apto. 15 altos, entre E y F, Vedado.

Es uno de las tantas personas que estamos en contra de ese gobierno, siempre está en las reuniones con las Damas de Blanco, y de la oposición, nunca tienen que llamarlo, el solo camina bastón en mano y no se pierde ni una y cuando salen a caminar, es de los primeros en ponerse al frente para frenar con su cuerpo viejo, deteriorado, los golpes que son dirigidos casi siempre a las mujeres.

Participa en todas las actividades que van diridida a favor de los derechos humanos, y también ha sufrido encarcelamientos, pero por su avanzada edad, lo han liberado. El gobierno ha tratado de chantajearlo para que abandone la oposición ofreciendole trabajo y quisieron en una ocasión , meterlo a las fuerzas en un asilo de ancianos y como buen valiente " mi viejo Alfredo", los amenazó con destruir toda la instalación.

Su aspecto no es el mejor, porque vive en la miseria, las Damas de Blanco lo ayudan, regalándole ropas, zapatos, y hasta alimentos.

A su avanzada edad también le ha hecho de las suyas a la policía política cubana, como en una ocasión que se dirigía a una marcha y a solo unas cuadras del lugar lo montaron a las fuerzas en un carro de la policía y lo dejaron por el reparto Siboney, super retirado. Comenzó a caminar y paró un turitaxi, pidiéndole al chofer que lo llevara al hospital militar Carlos J. Finlay, que era una emergencia. Cuando el taxi llegó a la Ave 31, que es frente al departamento 21 de la seguridad del estado mi "viejo Alfredo" se bajó y le dijo al chofer del taxi que los oficiales que se acercaban le iban a pagar la cuenta, los oficiales muy molestos le dijeron que lo iban a llevar para un lugar mas retirado todavía, y mi "viejo Alfredo", le contestó firmemente, que iba a tomar otro taxi y le iba a decir lo mismo y la cuenta iba a ser mayor. Lo tuvieron que dejar por icorregible y lo montaron en una guagua y le pidieron que se perdiera de ahí......

Solo te pido una cosa "Mi viejo Alfredo".. trata de durar lo suficiente como para dar tiempo a que se caiga esa cruel tiranía y poder ir corriendo a darte el abrazo y el beso que tanto guardo para ese momento y decirte en el oído o gritar a los cuatro vientos... GRACIAS MI VIEJO ALFREDO, por ser tan valiente, por ser un gran viejo!!!!!.


Aimara Pérez

1 comentario:

  1. Conozco las andanzas de Alfredo, realmente un corazón admirable...

    ResponderEliminar